lunes, 2 de marzo de 2015

Leisguard como prevención de Leishmaniosis



Con la llegada de la primavera y el aumento de las temperaturas y la humedad, aumenta la posibilidad de transmisión de Leishmaniosis. Esta enfermedad está causada por un parásito sanguíneo, transmitido por un flebotomo ( mal llamado mosquito ) a través de la picadura percutanea. Este flebotomo adquiere la Leishmania al alimentarse en un perro infectado, y después lo transmitirá auno sano cuando vuelva a alimentarse.
El flebotomo es más activo en dos épocas del año: primavera y otoño, ya que se adapta mejor a temperaturas suaves y humedad elevada.
Hay varias medidas a tomar para prevenir la transmisión y desarrollo de esta enfermedad.
Hoy queremos incidir en una de ellas: la administración de un jarabe llamado Leisguard, cuyo efecto es aumentar las defensas de tipo celular de nuestro perro de manera inespecífica frente a diversas enfermedades, entre ellas las Leishmaniosis.
A continuación, os transcribimos un texto elaborado por el laboratorio Esteve sobre su producto. 

1. Nombre
Leisguard®

2. ¿Qué es?
Es un medicamento de uso preventivo y terapéutico frente a la leishmaniosis canina que puede administrarse tanto a animales sanos como a animales infectados (seropositivos a Leishmania) sea cual sea su edad y su peso.

3. ¿Cómo se administra?
Se presenta en forma de jarabe y puede administrarse bien directamente en la boca o bien mezclado en la comida, para lo cual se incluye un aplicador graduado (jeringuilla) que permite ajustar fácilmente la dosis según el peso del animal.

4. ¿Qué efecto tiene?
Su efecto consiste en potenciar una correcta respuesta inmunitaria eficaz para controlar la enfermedad si el animal ya está enfermo, o bien para prevenir el avance de la enfermedad en caso de que el animal se infecte mediante la picadura de un insecto similar a un mosquito (flebotomo).

5. ¿Cómo funciona?
Estimula la respuesta inmune (tanto la innata como la adquirida) del perro, aumentando la actividad de las células encargadas de eliminar los parásitos del cuerpo del animal.

6. ¿Cómo debe usarse?
La pauta de administración de Leisguard® tanto en animales enfermos como en aquellos sanos en zonas de riesgo de contagio es de una vez al día durante 1 mes, repitiendo el tratamiento cada 4 meses (por ejemplo en Febrero, Junio y Octubre). 

7. Qué no es Leisguard®
Leisguard® no es un repelente de insectos, sino un inmuno-estimulador que refuerza el sistema defensivo de nuestro perro. Para garantizar una prevención segura y eficaz de la enfermedad se recomienda su uso asociado a repelentes comercializados – registrados con actividad frente a flebotomos.

8. Seguimiento
Una vez instaurado el tratamiento por su veterinario, en aquellos animales cuyo uso sea preventivo se descartará la presencia de enfermedad 1 vez al año mediante un test serológico (Leiscan®) 

Los animales enfermos (y por tanto positivos a la enfermedad) deberán ser evaluados cada 6 meses a través de test serológico (Leiscan®). 

10. ¿Llega a curarse la Leishmaniosis?9. ¿Cuándo comienzan a verse resultados?
Distintos estudios han corroborado el efecto estimulante de Leisguard® sobre el sistema inmune a los pocos días de iniciado el tratamiento (2-5 días). 

La rapidez de la remisión de los signos clínicos será proporcional al nivel de afectación del animal. Pasados unos meses la mejoría será evidente.

Es una enfermedad que no llega a curarse por completo. El tratamiento a base de Leisguard® es vital ya que potencia una respuesta protectora inmunitaria mantenida en el tiempo (estimulación respuesta inmune celular del perro).

11. ¿Tiene efectos secundarios?
Este producto veterinario es muy bien tolerado a la dosis y periodo de tratamiento recomendados, sin embargo dadas las características del principio activo (domperidona) pueden producirse algunas alteraciones secundarias tales como:

- casos puntuales de galactorrea durante el tratamiento que desaparecen una vez finalizado el mismo.

- alteraciones gastrointestinales como la producción de heces blandas que pueden desembocar en diarrea puntual.

12. ¿Presenta contraindicaciones?
A pesar de que Leisguard® es un medicamento seguro que puede administrarse independientemente del peso, edad y sexo, no se recomienda su administración en casos de úlceras gástricas, hipersensibilidad conocida a la domperidona y/o excipiente(s), insuficiencia hepática o hembras en periodo de celo. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario